Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
15 noviembre 2009 7 15 /11 /noviembre /2009 16:56

ACTA DE REUNION ONG PROTECCION ANIMAL BOGOTA VIERNES 13 DE NOVIEMBRE/09

ENTIDADES PARTICIPANTES:

·         FEDAMCO (FEDERACION DE ENTIDADES DEFENSORAS DE ANIMALES Y DEL AMBIENTE DE COLOMBIA)

·         AGENDANIMAL

·         AMIGOS DEL PLANETA

·         CASANIMAL

·         FUNDACION MIA

·         SALVA UN AMIGO

·         SOCIEDAD PROTECTORA DE ANIMALES DE COLOMBIA –SPAC-

·         FUCORAA

·         PROTECTORAS INDEPENDIENTES

Siendo las 5:00 P.M. se reunieron las entidades de protección animal de Bogotá para exponer su posición acerca de la construcción de un Albergue de animales por parte de la Secretaría de Salud.

Se recordó que debido a que entre las funciones  de la secretaría de Salud no está la protección, defensa y preservación de los derechos de los animales un albergue oficial administrado por Secretaría de Salud no es factible pues siempre primará el control de zoonosis por medio del sacrificio de animales.

 

Que la protección, defensa  a la vida y bienestar de los animales es una actividad ANTAGÓNICA a la preservación de la salud pública como uno de los objetivos prioritarios de la secretaría de Salud.

Que el artículo 56 del Decreto 2257 de 1986, prohíbe el tránsito libre de animales en las vías públicas y sitios de recreo y dispone que para efectos de control sanitario estos animales serán considerados como vagos y que debido a que el parágrafo primero del artículo 57 del Decreto 2257 de 1986 ordena la captura de perros y demás animales que puedan representar peligro para las personas, un Refugio de Animales de parte de la Secretaría de Salud con una orientación eminentemente proteccionista  se apartaría  de los objetivos de preservación de la salud pública y que bajo tal enunciado se continuarían sacrificando miles de animales como actualmente sucede en el equivocadamente llamado Centro de Tenencia y Adopción Canina y felina del Distrito.

El nuevo Refugio de Animales no es auto sostenible  debido a que el sacrificio no representa un ingreso sino un gasto que se multiplicará dramáticamente teniendo en cuanta la envergadura del  proyecto.

Que sí en más de 30 años que ha existido el Centro de Zoonosis la población canina y felina no ha disminuido en forma importante siendo sacrificados  cada año miles de animales (14.000.000 en 2008) a pesar de que para entonces ya se llamaba “Centro de Tenencia y Adopción Canina y Felina del Distrito” no existe la garantía ni un argumento válido para que en el nuevo “Centro de tenencia y Adopción” esto no siga sucediendo.

Las ONG de Protección Animal y la ciudadanía reconoce que aunque el Centro ha mejorado en instalaciones,  el maltrato a los animales previo al sacrificio sigue siendo la denuncia reiterada, y el exterminio  la herramienta más utilizada para cumplir con los objetivos de evitar lasa zoonosis.

 La esterilización adelantada a la fecha por el Distrito no ha sido relevante en resultados debido a que no es permanente, es inconstante, sectorizada y en puntos fijos a donde no llega la comunidad de la periferia que precisamente son los que más perros tienen, además las trabas para acceder a la mima contempla una serie de trabas que terminan por desanimar a los propietarios de los animes.

 Solo un programa de Esterilización continuo, masivo y desarrollado por profesionales idóneos asegura el control de la natalidad y por ende el control de zoonosis por sobrepoblación y accidentes rábicos ya que reviste  una medida preventiva y no extrema como lo es el sacrificio de animales.

Un Albergue de Animales bajo el punto de vista de preservación de la Salud Pública compromete no solo recursos económicos  importantes para el sostenimiento de los gastos por venir sino representa un impacto ambiental definitivo del aire por incineración de más cadáveres de animales, suelo, contaminación de las aguas, etc. cosa que no sucedería con la esterilización.

Está demostrado por estudios especializados que la creación de un albergue incremente en forma inmediata el abandono de animales y las personas los ven como la solución a los problemas que les representa en algún momento su mascota.

Mientras no haya una educación en tenencia responsable de animales de compañía y cultura ciudadana continua y a todo nivel  a la ciudadanía,  un albergue se presenta como forma FACIL de evadir los deberes como propietario, tenedor o custodio de un animal.

 El Distrito a través del Centro de Tenencia y adopción Canina y felina pagó  cerca de 300.000.00 (trescientos millones de pesos ) a Ecocapital para la disposición de los cadáveres con la esterilización se obviaría este sobrecosto.

 Las técnicas empleadas para disminuir la sobre-población canina y felina basadas en el exterminio de animales por electrocución, el envenenamiento, inanición, ahorcamiento, ahogamiento, sobredosis etc. no solo demuestran ser completamente ineficaces.

Mientras por un lado se matan los animales abandonados, el conjunto de la población animal (con o sin dueño) continúa aumentando geométricamente y esto se torna cada vez más gravoso para el erario público. Y como se puede ver no da solución a las causas que originaron esta situación, de manera que solo atacan las consecuencias.

La eutanasia ofrece solo una solución aritmética al problema de la sobrepoblación animal. Cada animal sometido a eutanasia  reduce solo en un ejemplar la población, pero realmente un perro o un gato se reproducen geométricamente.

El exterminio de animales solo elimina a los animales de manera matemática, mediante el sacrificio de uno en uno, mientras la reproducción de los caninos y felinos es geométrica, es decir 8, 16,32…

Los animales que sobreviven a las mortales redadas, en el futuro tendrán más espacio y alimentos para reproducirse, por lo que dichos programas, solo representan una solución momentánea al problema pero sin prever las consecuencias del mismo a muy corto plazo.

Como resultado de las anteriores consideraciones las ONGs de Protección Animal de Bogotá declaran abiertamente su oposición a tal medida ya que no se considera   conveniente ni viable la construcción de un nuevo establecimiento de animales porque implica perpetuar las condiciones de por sí desventajosas de los animales de compañía sin dueño.

Agenda Animal apoya el proyecto tal como está planteado actualmente pero se muestra dispuesta a consultar la propuesta de Protección con su agrupación.

Se termina la reunión a las 10:30 p.m.

 

Anexo:

 RESOLUCIÓN DE LA SECRETARÍA DE SALUD 349 DE 2005

RESUELVE:

Artículo 1º.- Definiciones. Para el efecto de la presente Resolución adóptense las siguientes definiciones:

ANIMAL VAGO: Semovientes de las especies bovina, porcina, ovina, equina, asnal, mular, caprina, canina y felina que se encuentren transitando libremente en las vías públicas o lugares de libre tránsito o zonas de recreo. También se considerarán como vagos aquellos que se encuentren transitando o sean conducidos por sus dueños en dichos lugares sin cumplir con lo observado en el artículo 57 del Decreto 2257 de 1986.

CENTRO DE ZOONOSIS: Dependencia de la Secretaría Distrital de Salud de Santa Fe de Bogotá, a donde deben ser enviados, recluidos, mantenidos y sacrificados, vendidos y/o donados los animales de que trata la presente Resolución.

Artículo 2º.- Funciones del Centro de Zoonosis de la Secretaría Distrital de Salud. Corresponde al centro de zoonosis apoyar la vigilancia, diagnóstico, prevención y control de factores de riesgo biológicos especialmente las zoonosis en el Distrito Capital de Santa Fe de Bogotá, en coordinación con las demás entidades encargadas de realizar la inspección y vigilancia de las normas sanitarias y a las cuales se les dé el carácter de autoridad sanitaria.

Artículo 3º.- Todo propietario, poseedor o tenedor de un animal que transite con él dentro del perímetro urbano deberá recoger en bolsa plástica la materia fecal de éstos, con el fin de evitar la contaminación ambiental y las posibles zoonosis que se puedan transmitir por este medio físico, acorde con el artículo 44 del Decreto 2257 de 1986.

Artículo  9º.- De la disposición de los animales vagos capturados y/o puestos a disposición del Centro de Zoonosis de Santa Fe de Bogotá. Los animales capturados de las especies; canina y felina, (perros y gatos), que no sean reclamados por sus propietarios, poseedores o tenedores dentro de los 8 días calendario siguientes, no sean eliminados, y reúnan las condiciones de temperamento, estado físico, edad, condición higiénico sanitaria, que permitan realizar un proceso de readaptación, se darán en adopción, previa selección de los candidatos a adoptantes, los cuales deberán reunir requisitos tales como:

  1. Contar con espacio adecuado en su vivienda para el animal a adoptar.
  2. Disponer de tiempo suficiente para brindar los cuidados que necesita el animal.
  3. Conciencia que el animal adoptado debe ser considerado como un miembro más de la familia, y como tal requiere disposición de dinero para su cuidado y manutención.

Parágrafo 2º.- Los animales puestos a disposición del centro de zoonosis que hayan sido capturados, decomisados por otras autoridades distintas a las sanitarias, que dentro de los treinta días siguientes a su depósito en el centro de zoonosis, la misma no se haya pronunciado sobre el destino de los mismos, se entenderá que la Secretaría Distrital de Salud podrá disponer libremente de éstos, previo proceso sancionatorio.

Parágrafo 3º.- Cuando las autoridades sanitarias lo consideren pertinente podrán vender los animales a que hace referencia el presente artículo a precios comerciales y el producto de su venta se destinará a actividades en el control de zoonosis acorde con el artículo 137 del Decreto 2257 de 1986, previa ejecutoria del decomiso.

Artículo 11º.- Del procedimiento para el pago del valor de los costos de servicios oficiales. Para efectos de los pagos de los servicios de que trata la presente Resolución, adoptase el presente procedimiento.

Una vez capturado el animal, su propietario deberá reclamarlo dentro de un máximo de ocho días calendario, siguientes a su captura, para lo cual se trasladará al centro de zoonosis, donde, una vez identificado el animal, el funcionario del centro de zoonosis le entregará un recibo de consignación por los costos de servicios oficiales a la cuenta de la Secretaría Distrital de Salud que se tenga destinada para tal fin, debidamente diligenciado. Para efectos de la entrega del animal capturado, se deberá presentar a más tardar dentro de las 24 horas siguientes, copia auténtica de la respectiva consignación firmada por el cajero. La entrega se hará mediante acta (artículo 125 del Decreto 2257 de 1986).

Parágrafo 1º.- En caso de reincidencia de los propietarios en incurrir en las causales estipuladas en los artículos 56 y siguientes del Decreto 2257 de 1986 en el correspondiente proceso sancionatorio se impondrá multa, sin perjuicio al pago de los costos establecidos en la presente Resolución, aún en el evento que se imponga como sanción el decomiso del animal.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santa Fe de Bogotá, D.C., a 6 de diciembre de 1999.

El Secretario Distrital de Salud, LUIS GONZALO MORALES SÁNCHEZ.

NOTA: La presente Resolución aparece publicada en el Registro Distrital No. 2043 de diciembre 14 de 1999.

Compartir este post

Repost 0
Published by Fundacion Samsara - en NOTICIAS
Comenta este artículo

Comentarios

Luis Guillermo Cortés Devia 10/01/2010 04:38


COPIA para pera@email.com de Bogotá D.C.
Bogotá D.C. 20-09-2010

Señores:
ASOCIACION DEFENSORA DE ANIMALES
CIUDAD.

De la manera más atenta me permito saludarlos y felicitarlos, por la excelente labor ecológica que adelantan, con el noble propósito de proteger la fauna. Para mí es un honor poder comunicarme con
personas, que cuentan con tan elevado sentido del respeto y la compasión por nuestros hermanos menores.
Observando el amplio panorama ideológico –críticas, opiniones, etc.-, al cual tenemos acceso en Internet, podemos deducir que son muy pocos los países en donde existe un amplio consenso acerca del
rechazo, la normatividad y penalización, que merecen quienes ejercen violencia contra los animales.
Es evidente el enorme vacío ético, moral, consciente, trascendente, etc., que existe en nuestra sociedad, tal como lo afirma la doctora Lida Yaneth Ramírez Solarte -Presidenta de la Fundación
Sentir Animal de Cali-, y otra serie de autoridades y expertos en el tema. En mi humilde opinión, creo que a lo que aluden tan reiteradas afirmaciones es, a la urgencia de una guía que le permita a
nuestra sociedad, no solo hacerse consciente de la violencia propia y ajena contra la fauna, el tomar medidas legales contra tales conductas, el ejercer campañas permanentes de denuncia y rechazo,
etc.; sino también, que esa guía nos sensibilice tan profundamente, de modo que nos despierte el genuino sentido de la compasión por toda forma de vida, que nos haga sentir en todo nuestro ser el
auténtico valor moral de, la misericordia trascendente hacia toda forma de vida sin excepción.
Necesitamos, no solo saber intelectualmente lo que los animales sienten, sino ante todo sentir en cada fibra de nuestro ser, lo que nuestros hermanos menores, también sienten. Que así como sienten
la alegría de ser libres, también sufren la agonía del encierro que los aleja de su hábitat; que así como disfrutan de su alimento natural, también padecen al probar uno extraño, artificial, lleno
de compuestos químicos para engañar su paladar; que así como sienten la paz de vivir en familia y manada con sus hijos, también padecen la tortura del encadenamiento, aislamiento, encarcelamiento,
domesticación, marca con fuego, esfuerzo en el trabajo, necesidad de pareja, manipulación y demás vejámenes científicos.
Necesitamos comprender hasta la médula de los huesos, que los animales padecen a diario tormento, generado por seres supuestamente racionales, además de toda clase de irrespeto, maltrato,
desprecio, racismo, agresión, etc., y finalmente, como premio a su gran nobleza y espíritu de entrega y sacrificio, son declarados merecedores de la corona de la muerte, que cuando no es para
convertirlos en alimento, es utilizada por los comerciantes genocidas para recrear con espectáculos sádicos a unas masas enardecidas de pasión y alcohol, a multitudes sedientas de sangre
inocente.
¿En dónde está el supuesto amor ecológico por nuestro entorno natural? ¿Adónde fue a quedar la tan mentada paz verde que anhela disfrutar quien busca el equilibrio con la naturaleza? ¿Qué pasó con
el respeto a la creación, mediante el derecho universal a un entorno incontaminado en nuestro planeta? ¿Serán sueños a los que puede aspirar exclusivamente aquel, que pueda defenderse y pelear
salvajemente para poder existir? ¿Son premios, prebendas o exclusividades a los que no tienen derecho aquellos, que por su natural condición débil e indefensa ante el arribismo prepotente de la
tradición, y ante la soberbia humillante de la fuerza o de las armas, no tienen quién proteja y defienda con igual tenacidad, sus necesidades vitales y sus inalienables derechos trascendentes?
Dentro de este contexto universalista, es en cual me atrevo a confiar en su evidente conciencia filantrópica, para hacerles la humilde invitación a observar más allá de lo aparente, y apreciar en
toda su grandeza el espíritu de la letra, para gozar del éxtasis implícito en la reflexión profunda y seria, acerca de la nobleza que conlleva su encomiable labor ecologista. Es natural, que la
violencia directa e indirecta contra las especies inferiores por amor al dinero, atenta contra el derecho a la libertad de todas las especies vivas, incluyendo la libertad intelectual del homúnculo
racional autodenominado hombre. Gracias al adelanto técnico de las comunicaciones, a diario somos testigos mudos del desprecio, maltrato y abandono, en que algunas personas que se consideran seres
racionales, mantienen a los animales domésticos y salvajes, a costa del placer por el riesgo y el amor al dinero, causas del tradicional desprecio por la vida animal y humana.
Cuando la codicia, aunada a la pérdida del temor a la muerte, son el fundamento de una conducta social, no podemos menos que lamentar, el que se confunda a la cobardía infame con el valor heroico,
y al cinismo irracional con el amor al arte. La mente egocéntrica de la masa aunada a la de los comerciantes, siempre justifica y disculpa hasta el crimen más atroz, en esa loca ceguera mental
dentro de la cual, todo fin deshonesto necesita de un medio ilegítimo que lo justifique. Utilizar la compañía y la confianza de los animales, para que se auto-destruyan, y abusar de su evidente
impotencia o debilidad física para asesinarlos, representa la cúspide de una mentalidad siniestra que considera a la violencia su amiga, al placer su ídolo y al oro su dios. ¿Qué derecho tiene a
vivir, quien deriva su reputación y sustento, de la muerte? Obviamente, no tiene autoridad moral ni merece respeto, quien no siente horror, pena y vergüenza ante la pérdida de una vida tan valiosa
para nuestra madre naturaleza, y tan necesaria para la gran evolución de la vida universal.
Cuando el origen del derecho es la fuerza y cuando la causa de la ley es la violencia, no se puede esperar sino la muerte por parte del cobarde, que por efecto de un arma se convierte en héroe. La
alegría que proviene del placer bestial y el goce generado a partir de la indiferencia cobarde y la intolerancia cómplice con el delito, no es felicidad verdadera; es el rostro de la ignorancia,
oculta tras el resplandor del fuego de la pasión. Las mecánicas costumbres familiares mercantiles, las inconscientes tradiciones sociales por el espectáculo, y la conquista de gloria y fama, son
como los vicios personales: cadenas que atan a los hombres a la carroña mundana, forjadas en el taller de la imaginación egoísta, hechas de codicia sin límites, soldadas a la inconsciencia y a la
mala voluntad con las llamas de la ilusión. ¿Cuál es el valor moral, de aquel que no levanta su voluntad y yergue firme su conciencia, para sacudirse de las cadenas mentales que le atan a la fe
ciega? No tiene ningún derecho al perdón, quien renuncia al amor por la unidad de la vida común, ni quien ignora la fe en la autoestima íntima, ni quien mancilla la sagrada dignidad de la vida
universal. Ninguna consideración por parte de la ley eterna, tendrá aquel que en vez de enaltecer la vida, se ocupa en denigrarla. La justa ley de compensación solo puede disponer, que cada cual
sufra en pellejo propio hasta que pague todas sus deudas, cuando toma algo material, o cuando dispone de una vida espiritual, sin el consentimiento de su legítimo dueño.
Naturalmente, con el cumplimiento imparcial del sagrado deber, con la administración neutral de los bienes materiales prestados, con la defensa ecuánime de la verdad, y con el respeto equitativo
por la unidad de la vida universal, vendrá la verdadera felicidad del alma, la genuina alegría del espíritu, el auténtico gozo del Ser. Todas las penas y sufrimientos que hayamos tenido serán pasto
del fuego, cuando nuestro único anhelo sea tratar a todas las especies vivas, como a nosotros mismos. Todo dolor morirá y encontrará su tumba, en las manos de quien olvida y se pierde en el
servicio incondicional a la naturaleza, o ayudando desinteresadamente a secar las lágrimas ajenas. Todos nacemos con derecho a una parte igual de oportunidad, a desear vivir al amparo de la ley de
la equidad universal, y a descansar entre las amorosas manos de la justicia cósmica. Solo aquel que dedica su vida a despertar del sueño egocéntrico, tiene derecho a conocer su poder creativo, pues
el que vence la pereza mental y adquiere voluntad, no tiene que seguir siendo esclavo de la mala costumbre, la pasión estéril o la ignorancia inútil. Todos los que viajamos en la nave terrestre,-
sin excepción-, somos hermanos por herencia, nacimiento o sangre, y por tal razón suprema, tenemos igual derecho a vivir. Todo fue dispuesto consciente y amorosamente por la naturaleza, para
proveer suficiente y sobradamente a las pocas necesidades, de todas las especies vivas.
Quien ignora - como quien sabe-, que la muerte es una rendición de cuentas, comprenderá que sirviendo a la vida en general, sirve a Dios. La religión de la igualdad, la ciencia de la equidad, el
camino de la libertad y el evangelio de la verdad, solo pueden habitar en el corazón de la auto-sinceridad, en el alma de la honradez mental. Ningún sacrificio físico –animal o humano- tiene el
poder de quitar las culpas, ningún dolor material externo es capaz de eliminar los errores pasados, ninguna violencia contra la vida puede lavar el vicio del pecado. Solo el recto pensar, el recto
sentir y el recto obrar pueden limpiar la conciencia, y concedernos la paz y la alegría verdaderas del corazón tranquilo. Todas las cosas, plantas, animales y personas somos una para la conciencia
universal. La hermandad terrena y la unidad de la vida, son la misma conciencia cósmica. Todos somos uno con Dios, todos somos conciencia eterna. Por voluntad divina toda la vida universal es una,
y cuando tocamos alguna fibra de algo vivo, se produce u


Samsara Fundacion

  • : El blog de LA FUNDACION SAMSARA
  • El blog de LA FUNDACION SAMSARA
  • : ARTE Y CULTURA AL SERVICIO DEL PLANETA
  • Contacto

Enlaces